koshchey (koshchey) wrote,
koshchey
koshchey

Для испаноязычных. Аргентинская этимология.

Empezamos con una canción de Serrat: “Las malas compañías”

https://www.youtube.com/watch?v=rQIv3Ynfxn0


Los versos comienzan con “Mis amigos son unos atorrantes…”
Por lo menos, entre el Río de la Plata y España, la palabra “atorrante” significa un sinvergüenza. Pero no un sinvergüenza cualquiera, sino el que le hace caso omiso a las formalidades.
Lo que es interesante, es la etimología de la palabra “atorrante” y los sucedáneos.

Resulta que, para el 1880 se planeó una gran modernización de la Ciudad de Buenos Aires. Para aquel entonces, la industria argentina se reducía a la agroindustria y a la artesanía y toda obra contenía una gran cantidad de elementos importados, casi todos de Europa.

La gran modernización empezó por lo principal, el saneamiento. Habiendo pasado por epidemias de cólera y de fiebre amarilla, que diezmó casi en un 100% a la población más vulnerable (negros, mulatos y mestizos, los que sobrevivieron a las guerras), teniendo poe ejemplo a Londres, se decidió hacer una megaobra cloacal.

Para lo cual se llamó a una licitación internacional. La que, en la parte de provisión de caños de 1, 2, 3 y 4 metros de diámetro la ganó la francesa Anatole Torrent & Cº (se pronuncia "Anatol Torran y compañía").
Los caños fueron llegando en barcos, que a la vuelta se llevaban trigo y carne refrigerada por el sistema Tellier (refrigeradores por absorción de amoníaco).

Los caños fueron apilados al aire libre en los terrenos portuarios sin cerco ni custodia, esperando su destino. Y en eso, vino la crisis de 1890, que sacudió todo el estamento financiero internacional.

El tema fue, que la gran obra cloacal se paralizó. Y una gran cantidad de gente no tenía trabajo ni sustento. En aquel momento, una gran cantidad de inmigrantes varones, no podían pagar una mísera pensión. Entonces, para pernoctar,para ampararse de lluvia y el frío, se iban los caños apilados el el puerto.

He ahí cuando nació la expresión “Irse a los caños”, o sea. Caer a los más bajo en el estrato social.

Para la gran mayoría de los venidos a menos, esta situación era muy temporal y pasajera. He aquí lo interesante. Ya les comenté que el proveedor de los caños era A.Torrent&Cº. Entonces, ir a dormir sin una cama hecha, en los caños era “ir a torrar”. Hoy en día, estar torrando significa dormir a pata ancha, o sea profundamente y sin importar las preocupaciones.

La crisis pasó en menos de dos años. El trabajo volvió a aparecer, la gran mayoría de la gente trabajó y prosperó, Pero no todos. Muchos, o vagos, o gente viciada, siguió viviendo en los caños, hasta que estos fueron utilizados en la construcción de las cloacas. A estos, que no salieron de los caños, les llamaban “atorrantes”.
Subscribe

  • Post a new comment

    Error

    Anonymous comments are disabled in this journal

    default userpic

    Your reply will be screened

    Your IP address will be recorded 

  • 0 comments